UN INFARTO TE AVISA UN MES ANTES – EL CUERPO TE LO ADVIERTE POR MEDIO DE 6 SEÑALES

Nuestro cuerpo funciona como si se tratara de una máquina con muchas partes, cada una de estas piezas sería un órgano y obviamente como si fuera un engranaje, cada órgano realiza una función para que todo el cuerpo funcione de la manera correcta.

Es por eso que cuando comenzamos a tener problemas en un órgano, podemos sentir síntomas en todo el cuerpo, ya que estamos siendo afectados no sólo en la función individual de este órgano, pero ese fracaso también influye en el proceso general de nuestro cuerpo.

De esta manera, cuando sufrimos un ataque o enfermedad grave, podemos determinarlo mucho antes, ya que no son cosas que se desarrollan de un momento a otro, sino que avanzan progresivamente y si sabemos reconocer los síntomas podemos evitar que el problema empeore.

ESTOS SON LOS SÍNTOMAS QUE PUEDE SENTIR HASTA UN MES ANTES DE UN PARO CARDÍACO

En este caso hablaremos de infartos. Este problema puede ser considerado uno de los más imprevistos y mortales que hay.

Ya que se trata del repentino adormecedor de la función cardíaca, pero en realidad no es algo que suceda tan fugazmente y sin razón.

Para sufrir un ataque al corazón debemos estar afectados por varios factores y como resultado podemos experimentar diferentes síntomas antes de sufrir un paro cardíaco.

Las señales a tener en cuenta en este caso son:

Debilidad en el cuerpo. Cuando comenzamos a desarrollar problemas de este tipo, nuestro cuerpo comienza a trabajar con fuerza, por lo que el cansancio extremo y la debilidad son un factor clave.

Incomodidad en el pecho. Se puede sentir de todo, desde un pequeño dolor o presión, a ardor o algo similar a pellizcos o pinchazos en la zona.

La falta de aire es un signo muy claro de debilidad cardíaca.

Síntomas de resfriado. Si sientes que tienes un resfriado y no puedes curarlo, puede ser debido a este caso.

Dificultad para respirar. La dificultad para respirar y la falta de energía son síntomas que deben tenerse en cuenta.

Hinchazón. Los vasos sanguíneos y las venas pueden inflamarse y también se producen problemas de circulación.

Un comentario

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *